Subsecar

Flower

Comunidad comprometida en la lucha contra el crimen

El programa llamado “Crime Stoppers” constituye un buen ejemplo sobre lo que verdaderamente puede aportar una comunidad organizada en la lucha contra el crimen.

La organización nace de la iniciativa del detective canadiense Greg MacAleese, quien trabajaba en el Departamento de Policía de Alburquerque en Nuevo México.

Durante una investigación realizada en 1976 en donde buscaba infructuosamente a un homicida, hizo un llamado a la comunidad con el objeto que le aportaran algunos antecedentes o le dieran pistas sobre el asesino. Incluso se hizo un comercial televisivo que ofrecía una recompensa a quien entregara algún dato concreto. Bastaron unas pocas horas para que una persona llamara y entregara importante información que permitió capturar al homicida.

El programa comienza a crecer y actualmente está presente en más de 1.100 comunidades en el mundo. En Canadá tiene mucha importancia partiendo en 1982 en Calgary. Hoy cuenta con 90 programas en todo el país, siendo el más grande el de la ciudad de Toronto. En él participan la Policía que aporta un coordinador que dirige las actividades diarias, oficiales que promueven esta actividad y asistentes para atender las líneas telefónicas. También colaboran voluntarios pertenecientes a diversos estamentos de la sociedad.

El programa funciona de la siguiente manera: cada semana los medios de comunicación informan acerca de crímenes que no han sido resueltos. Las personas que tengan información que puedan ayudar en la investigación, sólo deben llamar a los números de “Crime Stoppers” las 24 horas del día, los 7 días de la semana. No se pide ninguna identificación y tampoco se exige que la persona declare ante el juez. Las llamadas no son grabadas y nadie de “Crime Stoppers” conoce la identidad de quien llama, sólo se entrega un código secreto. Si la información entregada lleva a la detención del culpable, la persona recibe una compensación económica.

Más información en: www.222tips.com